Deportivas

Toda la verdad detrás del escándalo de los “Mercedes rosas”

El ambiente de la Fórmula 1 está conmocionado. La denuncia de Renault a Racing Point por un supuesto uso de conductos de frenos traseros y delanteros diseñados por Mercedes elevó la polémica de los autos ingleses ante su sorpresiva mejora. Sin embargo, según la óptica de un especialista técnico, dichos elementos no son determinantes para el salto de calidad que mostraron en las tres primeras fechas. Para entender porqué los “Mercedes rosas” son los cucos de 2020, Infobae habló con Sergio Rinland, un ingeniero argentino de gran experiencia en la categoría. Su teoría echa por tierra la polémica y destaca el trabajo que hizo el equipo británico.

La escudería de Silverstone marcha en un sorpresivo cuarto puesto en el Mundial de Constructores detrás de Mercedes, Red Bull y McLaren. Se ubica por delante de Ferrari (de pobre arranque) y Renault. En las tres fechas corridas, las dos en Austria y la del pasado fin de semana en Hungría, sus pilotos, el mexicano Sergio Pérez y el canadiense Lance Stroll, se mostraron muy competitivos con sus monopostos, llamados RP 20. Incluso ambos en el circuito Hungaroring, fueron tres segundos más veloces que en 2019.

Para comparar, sirven sus registros de clasificación en los dos autódromos entre 2019 y 2020. Un detalle: en Austria se toma la tanda de la primera carrera ya que la de la segunda fue bajo lluvia:

Austria: Stroll, 1m04s832 (2019) y 1m04s029 (2020). Pérez, 1m04s789 (2019) y 1m03s868 (2020).

Hungría: Stroll, 1m17s542 (2019) y 1m14s377 (2020). Pérez, 1m17s109 (2019) y 1m14s545 (2020).

Play

La comparación que publicó la Fórmula 1 entre la actuación de Stroll en 2019 y en 2020

En carrera, cuando terminaron, lo hicieron en el top diez:

Austria 1: Pérez (6º) y Stroll (abandonó).

Austria 2: Pérez (6º) y Stroll (7º).

Hungría: Pérez (7º) y Stroll (4º).

Esto generó el reclamo de Renault tras la segunda fecha, que fue admitido por la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Y hasta el próximo fin de semana en el Gran Premio de Gran Bretaña no habrá un dictamen al respecto.

Más allá de la denuncia por los conductos de frenos, la controversia de los coches de Racing Point viene desde los ensayos de pretemporada en Barcelona, donde sus autos se vieron similares a los Mercedes, el mejor equipo de la categoría y que les entrega motores y otros elementos. Hasta en su trompa tienen la misma forma redonda en la punta. Los monopostos rosas parecen un calco de los negros, color que en el presente ejercicio lucen los coches alemanes como muestra de su lucha contra el racismo, promovida por el inglés Lewis Hamilton, que ganó dos de las tres carreras en 2020 y lidera el campeonato.

El equipo Renault hizo el reclamo contra Racing Point ante la FIA (Foto: Reuters)El equipo Renault hizo el reclamo contra Racing Point ante la FIA (Foto: Reuters)

Sobre por qué Racing Point mostró una mejora notable, Rinland explica: “Es un conjunto de factores. El primero y más importante fue el cambio en la filosofía que tuvieron para concebir el auto. Hasta el año pasado Racing Point tenía un coche más parecido a Red Bull, con una parte trasera alta y menos largo que Mercedes. Entonces cambiaron por un coche más plano y con una mayor distancia entre ejes. Entendieron que era necesario ajustar el concepto de su auto a los elementos importantes que provee Mercedes. Se dieron cuenta y cambiaron. No hay nada raro. Fue tan simple como eso”.

Del tanque de nafta para atrás el coche de Racing Point es muy parecido al de Mercedes. A esto hay que sumarle que cuenta con los mismos elementos en cuanto a suspensión trasera, caja y el motor. También su auto pasó por el túnel de viento de Mercedes. Pero para llegar a esto no es solo un cambio de concepción en el diseño, sino también la mejora del presupuesto que tuvieron desde que el equipo lo compró Lawrence Stroll (padre de Lance)”, agrega el técnico que trabajó en equipos como Williams, Brabham, Benetton, Sauber y Arrows, entre otros y estuvo 15 años en la F-1.

La base de la escudería inglesa nació en 1991. Fue cuando Eddie Jordan puso su equipo en la F-1 y uno de sus primeros pilotos fue el alemán Michael Schumacher, que debutó en Bélgica y luego pasó a Benetton. La escudería siguió con ese nombre hasta 2005. Cambió a Midland, en 2006; a Spyker, en 2007; y a Force India, en 2008. Mantuvo esa denominación hasta 2018 y desde 2019 se rebautizó por Racing Point. Su actual responsable técnico es el inglés Andrew Green, quien está desde la época de Jordan.

El Lotus 79 (arriba) fue el auto que revolucionó la F-1 con el efecto suelo. Una mala copia fue el Tyrrell 009 (abajo), que no tuvo buenos resultados (Archivo CORSA).El Lotus 79 (arriba) fue el auto que revolucionó la F-1 con el efecto suelo. Una mala copia fue el Tyrrell 009 (abajo), que no tuvo buenos resultados (Archivo CORSA).

“Estando a cargo Green, no veo viable que hayan llegado a copiar el diseño de otro equipo para hacer los conductos de frenos. Él tiene mucha experiencia y capacidad. Es muy alevoso llegar a hacer algo así con los controles que hoy tiene la FIA. No tiene mucho sentido y más considerando que el año próximo habrá una fábrica detrás y el equipo pasará a llamarse Aston Martin”, afirma.

Pero, ¿es posible que los conductos de frenos sean los responsables de la mejora de los RP 20? “No. El auto está adelante porque hicieron un buen trabajo en su concepción. Ninguna parte del coche de forma individual te va a cambiar el resultado, si no de forma general. El coche en su conjunto es el que puede mostrar un cambio”, aclara el técnico que reside en Inglaterra y que tiene una empresa de desarrollo e ingeniería.

Para complementar su argumento, recuerda que “cuando Haas arrancó (2016) fue competitivo porque tuvo un auto que era casi una Ferrari. Lo único que desarrollaron fue la aerodinámica. Ahí todo el mundo los criticó. Luego cambiaron su filosofía y lo único que conservaron de Ferrari fue el motor. El resto de los elementos importantes como la caja y suspensiones las quisieron hacer ellos y el equipo empezó a perder terreno. Luego se le cayeron patrocinantes y hoy están atrás”.

“Tuve una experiencia similar cuando estuve en Sauber que también usaba motor Ferrari, que era más pesado (unos 10 a 25 kilos) que el de la Scuderia. No nos dieron otros elementos, ni siquiera el tanque de nafta. Tuvimos que hacer uno nosotros y tan bueno fue que luego nos pidieron (de Ferrari) si les podíamos explicar cómo se hacía”, comenta.

El Williams FW07 sí fue una buena copia en su concepción del Lotus 79, incluso lo superó. En la imagen, Alan Jones, campeón mundial en 1980 (Archivo CORSA).El Williams FW07 sí fue una buena copia en su concepción del Lotus 79, incluso lo superó. En la imagen, Alan Jones, campeón mundial en 1980 (Archivo CORSA).

“Y otro caso para comentar, pero a la inversa de Racing Point, es el de Williams. Es cierto que desde hace unos años están muy complicados en lo económico, pero no cambiaron la concepción de su auto al estilo Mercedes, algo llamativo ya que corren con motores de ellos”, destaca.

Sin embargo, copiar la concepción del coche no es algo nuevo en la F-1. Hay ejemplos de “clones” que se remontan a cuatro décadas, aunque no siempre fueron exitosos. Rinland repara que “vos podés copiar la idea del auto, pero no la performance”. Por caso, el Lotus 79 que aplastó en 1978 gracias al efecto suelo (incrementaba la adherencia al asfalto y la velocidad en las curvas), y que le permitió al estadounidense Mario Andretti ser campeón, tuvo una copia que fue el Tyrrell 009.

“El Tyrrell 009 era idéntico al Lotus 79, pero fue una mala copia. En cambio Williams copió la filosofía de Lotus, pero no la tecnología y su FW 07, creado por Patrick Head, fue superior. Con ese auto pelearon tres campeonatos y ganaron dos (el otro fue subcampeón con Carlos Alberto Reutemann en 1981). Aquel Williams era casi igual al Lotus 79, pero cuando le sacabas la carrocería era diferente y mejor. No tuvo el problema de rigidez torsional del Lotus 79 en 1979, cuando ya no fue competitivo. Su monocasco era tan angosto que no les permitió hacer una estructura rígida. Al ser menos rígido, esto afectó a las suspensiones”, describe. Al haber fallas en las suspensiones esto afecta a la tracción y se pierde velocidad.

“También estuvo el concepto del Brabham BT55 de 1986. Lo creó Gordon Murray y luego, cuando él pasó a McLaren, usó esa base para hacer el MP4/4 en 1988. Ambos tuvieron una altura muy baja, pero el McLaren tuvo mejor tecnología y motor: mientras que el Brabham usó un cuatro cilindros de BMW, el McLaren empleó el V6 de Honda”, afirma. Cabe recordar que en función de carreras corridas y ganadas, el MP4/4 es el auto más exitoso en la historia de la F-1 con 15 triunfos sobre 16 competencias en un año. Además, tuvo el valor agregado de que fue manejado por el brasileño Ayrton Senna y el francés Alain Prost. Fue el primer año de su épico duelo.

El McLaren MP4/4 (arriba) se basó en el Brabham BT55 (abajo). El creador fue el mismo, Gordon Murray (Prensa McLaren y @Legendary F1).El McLaren MP4/4 (arriba) se basó en el Brabham BT55 (abajo). El creador fue el mismo, Gordon Murray (Prensa McLaren y @Legendary F1).

Otro caso fue el del McLaren MP4/6 de 1991 que era parecido a la Ferrari 641 de 1990, en especial a su diseño en los pontones. El equipo inglés fue tricampeón en 1988 y 1990 (con Senna) y 1989 (con Prost). En 1990 sus técnicos se dieron cuenta del avance del monoposto de Maranello (desarrollado por otro ingeniero argentino, Enrique Scalabroni). Fue así que tomaron esa base para su coche de 1991. Su máquina fue contundente en la primera parte de la temporada: lograron cuatro triunfos seguidos con Senna, quien en ese año alcanzó su tercera y última corona.

En la F-1 no se trata de copiar elementos, sino de copiar conceptos y saber cómo adaptarlo de la mejor manera. Eso no está prohibido. También es necesario tener buenos elementos y piezas, como le pasa a Racing Point con lo que le provee Mercedes. Caso contrario, tenés como resultado un Tyrrell 009 (copia del Lotus 79). Y no es algo de paracaidistas o que se hace de la noche a la mañana. En los tests invernales de febrero de 2019, la gente de Racing Point ya debe haber tomado la decisión de cómo encaminar su auto para 2020. Su diseño y construcción suele durar unos ocho a nueve meses”, concluye Rinland.

En esa línea el jefe de equipo de Racing Point, Otmar Szafnauer, admitió que “todo el mundo saca fotos de autos de otros equipos”. Hasta el presidente de la FIA, Jean Todt, se puso de su lado. “Copiar a otros equipos es algo que existió durante décadas. Todos los equipos tienen eso en cuenta a la hora de sus diseños. Adrian Newey siempre venía a ver a la Ferrari en la grilla de partida”, reveló en declaraciones a L’ Equipe. Todt fue el jefe de la Scuderia en su era más gloriosa entre 2000 y 2004 cuando lograron diez títulos, cinco de Pilotos (todos con Schumacher) y cinco de Constructores. Newey, actual responsable técnico de Red Bull, en esos años tuvo el mismo cargo en McLaren.

“En caso de duda, siempre hay que hacer una protesta. Luego, se trata de la interpretación del reglamento. Los equipos que mejor lo interpretaron son los que más se beneficiaron de todo ello. Es muy importante saber dónde está el límite”, acentuó el dirigente francés.

Sergio Rinland trabajó 15 años en la F-1 y en diversos equipos (Sergio Rinland).Sergio Rinland trabajó 15 años en la F-1 y en diversos equipos (Sergio Rinland).

En la F-1 es ilegal comprar piezas determinadas o desarrollos a otra escudería, como por ejemplo los conductos de frenos, el chasis y elementos aerodinámicos. El equipo deberá demostrar que su desarrollo es propio o de un proveedor que no sea otra escudería. Lo que Renault sospecha es que Racing Point habría accedido a información de Mercedes sobre los conductos de frenos y los fabricó con un diseño ajeno.

Luego de la carrera en Hungría la FIA precintó esas piezas de Racing Point y también le pidió a Mercedes las mismas, pero del auto de 2019, para chequear si fue copiado el diseño para la fabricación de sus conductos de frenos de 2020.

Sobre el resto del auto, que está en el ojo de la tormenta por su similitud con los Mercedes, después de las pruebas de pretemporada la FIA fue a la base de Racing Point e investigó, pero no encontró ninguna anomalía. “Pasaron dos días allí, entrevistaron a gente y vieron todos los dibujos, el diseño y el proceso de desarrollo, lo que hicimos en el túnel de viento y el CFD (diseño por computadora), cómo llegamos a dónde llegamos, y quedaron satisfechos”, aseguró Szafnauer en diálogo con Motor.es.

El Racing Point de Lance Stroll. Su padre es el dueño del equipo (Prensa Pirelli).El Racing Point de Lance Stroll. Su padre es el dueño del equipo (Prensa Pirelli).

A todo hay que sumar un dato clave: el reparto del dinero entre los equipos que depende de los puntos sumados en la temporadaEn Renault, hoy una de las cuatro escuadras que representan a una fábrica, no conciben que estén detrás de un team privado como Racing Point. Sumado a un año atípico y muy duro para las escuderías, que perdieron plata por la cancelación de fechas (1.500.000 a 2.000.000 millones de euros por carrera), según aseguró el director deportivo de Alpha Tauri, Franz Tost, al medio a Autosport. El calendario original de 2020 era de 22 carreras y por la pandemia de COVID-19, hasta ahora se confirmaron trece. Este viernes se anunciaron Alemania (11/10), Portugal (25/10) y Della Emilia Romagna, en Imola, Italia (1/11).

También hay un tema político. La queja de Renault apuntaría a evitar que Mercedes tenga en Racing Point un (oculto) equipo satélite, pero con el nivel de autos de la escuadra alemana. Entonces esto complicaría aún más las chances del Rombo para estar en el top cinco del Mundial de Constructores. Como fabricante, los franceses no quieren seguir perdiendo terreno. En 2021 ya no tendrán a McLaren como cliente en sus motores, que los reemplazará por los de Mercedes…

La controversia por los conductos de frenos tendrá su resolución en la próxima fecha en Gran Bretaña, en el Autódromo de Silverstone (Inglaterra), donde la F-1 nació hace 70 años. Hoy como a lo largo de su historia la polémica está presente. Lo cierto es que los coches de Racing Point captaron la atención en 2020. Todo lo que no está prohibido está permitido. En esa delgada línea entre lo legal e ilegal, los “Mercedes rosas” son una muestra de cómo se puede copiar el concepto de otro auto y ser exitoso en el intento.

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *