Nacionales

Ruido con la PASO y debate en el oficialismo

Las reglas electorales no se modifican en el mismo año de la elección. Es un pacto no escrito de la política. El ruido en torno a la suspensión de la ley de primarias abiertas simultáneas y obligatorias aprobada durante la gestión de Néstor Kirchner volvió a retumbar en la Casa Rosada.

“Insistimos, es el Congreso el ámbito que debe debatir cualquier modificación de la ley electoral y el cronograma de elecciones”, fue el mensaje que se emitió desde el despacho de Eduardo “Wado” de Pedro en el Ministerio del Interior.

“El tema se va a discutir cuando el Ejecutivo lo mande al Congreso”, respondieron desde la Cámara de Diputados ante la consulta de Ámbito. En el medio de este intercambio político entre los poderes, gobernadores como Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Sáenz (Salta) y hasta Juan Schiaretti (Córdoba) apoyaron la suspensión de las PASO al definirlas como un gesto extraordinario en medio de la pandemia.

El intercambio Rosada-Congreso en torno a las primarias terminó con la pelota del lado del Poder Ejecutivo Nacional. A 16 días hábiles del fin de las sesiones ordinarias, que concluyen el 30 de noviembre, no existe una ventana de tiempo para debatir y aprobar la cancelación de las primarias antes de diciembre cuando aún no se aprobó el Presupuesto nacional 2021 en el Senado. Sólo resta la posibilidad de que Alberto Fernández incluya la modificación del cronograma electoral en el temario de sesiones extraordinarias que convocará en diciembre. Sin embargo, tanto desde Interior como en Diputados advierten que para avanzar en ese sentido será necesario un acuerdo de todos los sectores políticos. Eso, en teoría. Para dejar sin efecto las PASO se necesita mayoría simple, es decir, la mitad más uno de los votos. Un piso de apoyos al que el Frente de Todos podría acceder con el aval de bloques aliados.

PASO y ASPO (aislamiento social preventivo y obligatorio) son siglas anagramas. Las primarias y la cuarentena, al igual que la economía, están constitutivamente relacionadas. Los fundamentos para modificar el cronograma electoral estarían atados a un eventual rebrote de los contagios de covid-19 en agosto, temporada invernal en el país donde se mantuvo el confinamiento. Con esa perspectiva, el Ministerio del Interior está “trabajando ajustado al cronograma que fija la ley” en relación con las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del año 2021, explicaron cerca de De Pedro y ratificaron que “es el Congreso el que debe modificar” eventualmente el cronograma vigente.

Además, en Interior recordaron que “reciben y escuchan” todas las opiniones sobre el tema y manifestaron que la cuestión “debe discutirse con todos los sectores”, tal como lo vienen haciendo desde la Dirección Electoral, que depende de esa cartera. Desde Diputados se pronunciaron en igual sentido al insistir en que “el Congreso es un lugar neutral y abierto al debate de ideas si llega el proyecto del Poder Ejecutivo Nacional, no permitiendo que haya faltas de respeto ni agresiones a partir de las voluntades de los y las legisladoras”. Más allá de la pandemia, en torno al ruido de la PASO sobrevuelan también urgencias políticas. La posibilidad de estirar la elección hasta octubre del próximo año, sin la escala de las primarias de agosto, daría en teoría mayor margen de recuperación a la actividad económica para que el oficialismo no llegue tan urgido en medio de la crisis económica y social que agravó la pandemia.

Además, la eliminación de la PASO detonaría los mecanismos acordados para definir candidaturas en Juntos por el Cambio en medio de la interna entre “duros” encabezados por Mauricio Macri y Patricia Bullrich frente a los “moderados” que lideran Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Rogelio Frigerio y Martín Lousteau. En el caso del Frente de Todos, el poder ordena la conformación de listas.

Esta semana, Uñac insistió con el pedido de dejar sin efecto las primarias, un reclamo que también apoyó el salteño Sáenz tras recibir la visita de Sergio Massa en su provincia. En Jefatura de Gabinete de la Nación no se pronuncian sobre la polémica. Tampoco el Presidente opinó al respecto a pesar de que integrantes de peso de la coalición como Massa están a favor de dejarlas sin efecto para ahorrarle al Estado un gesto proyectado en 13 mil millones de pesos para este año. Incluso llegó a sondear sobre el tema a Cristian Ritondo, jefe de los diputados PRO. Mientras sigue el ruido, habrá que esperar al decreto de convocatoria a sesiones extraordinarias del Presidente.

*Fuente: ámbito

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *