Deportivas

Riquelme rompió el silencio

Desde que fue parte de la lista que ganó las elecciones de Boca, Juan Román Riquelme optó por trabajar en silencio dentro del predio de Ezeiza para tratar de cumplir su rol como encargado del fútbol. El ídolo xeneize tuvo una breve aparición mediática semanas atrás en el estreno del nuevo canal de comunicación del club pero evitó explayarse mucho sobre su puesto de vicepresidente. Una reunión de glorias del Villarreal de España fue finalmente el lugar donde hizo su reaparición para tocar diversos temas, entre ellos su actualidad en la junta directiva.

El ciclo, titulado “Reencuentro de héroes”, tuvo al histórico Marcos Senna como líder de la reunión virtual, repartiendo bromas y haciendo preguntas. Diego Forlán, Robert Pirés y el Vasco Arruabarrena –desde Egipto– fueron los otros ex futbolistas que estuvieron en la conversación.

“Estoy un poco entretenido, me metí en el club nuevamente. Disfrutando mucho. La paso bien. Tratando de armar el equipo lo mejor posible y a ver si cumplimos el sueño que tiene la gente de jugar bien, competir y de que nuestro equipo pueda andar cerca de pelear por la Libertadores, que es lo que soñamos todos. La verdad que es una cosa nueva, que la disfruto mucho. Tiene que ver con el fútbol y me hace bien, la verdad que la paso bien cada día”, reconoció tras la pregunta de Senna sobre cómo transitaba sus horas como dirigente.

Mate en mano como es habitual, Román dijo que ser vicepresidente “es divertido” y aclaró sobre el día a día: “Quiero mucho al club. Tengo dos clubes en mi vida: soy bostero, hincha de Boca de chiquito, y después de lo que vivimos en Villarreal, tengo a mi equipo que es el Villarreal. Tengo la suerte que tienen los mismos colores los dos clubes. La estoy pasando muy bien. Pensé que se me iba a complicar mucho más, tengo mucha gente que me ayuda. La gente de Boca me tiene mucho cariño. Lo único que pretendo es que podamos armar buenos equipos, que podamos competir, que la gente esté contenta y vamos por ese camino”.

Como presentación del duelo que disputará Boca ante Santos por la fase de grupos este mismo martes, Riquelme también se animó a tocar por arriba lo ocurrido en la semifinal de la última Libertadores: “Arrancamos ahora la Copa Libertadores. Nos toca jugar contra Santos en tu país. Partido difícil. Nos ganó la semifinal del año pasado, que nosotros no lo hicimos nada bien. Así que nada, con ganas de seguir compitiendo, me divierte mucho”.

Riquelme dejó un gran recuerdo en su paso por Villarreal (Foto: Shutterstock)Riquelme dejó un gran recuerdo en su paso por Villarreal (Foto: Shutterstock)

El cónclave de héroes del Submarino Amarillo tuvo a Senna como moderador, porque actualmente se desempeña como director de relaciones institucionales de ese club. El destino volvió a poner a la entidad española nuevamente contra el Arsenal de Inglaterra en una semifinal –esta vez de Europa League– y los protagonistas de la charla revivieron lo ocurrido contra los Gunners en la Champions League del 2006. Riquelme, que falló un penal clave en esa serie, contó un detalle íntimo repleto de dolor.

“Ahora tengo mucha ilusión de que Villarreal pueda llegar a la final. En aquel momento tanto el club como el cuerpo técnico y los jugadores hicieron un trabajo muy bueno. Hemos sido afortunados que muchos de los chicos nos ayudaron, nos dieron una mano muy grande, solamente tengo que dar las gracias. Pero ese penal no lo volví a ver, no creo que lo vuelva a ver… Y me va a quedar siempre la sensación de que teníamos que jugar esa final de Champions con el Barça, que creo que la hubiésemos pasado bien”, relató el histórico 10.

Riquelme, de 42 años, permaneció desde el 2003 hasta el 2006 en Villarreal y fue protagonista de uno de los mejores momentos de la historia de esa entidad: “Pasaron 15 años, quiere decir que algo bueno hemos hecho. No puede pasar tanto tiempo y que se siga recordando a ese equipo. Sacando al Barcelona, habíamos logrado que el fútbol español hinchara por nosotros. Era lindo sentir eso. El equipo jugaba bien, a la gente le gustaba. Hemos logrado que la gente se entusiasme también, nunca había visto a la gente tan ilusionada, con tanta alegría durante esa Champions League. El día que llegamos al estadio con la gente caminando al lado del micro fue verdaderamente hermoso”.

“No tengo mas que palabras de agradecimiento al club, a la ciudad, a ustedes, porque me han ayudado a que pueda disfrutar de jugar a la pelota. Después fue un año complicado con el tema de los penales porque me tocó fallar ese penal y al poco tiempo me quedó la sensación fea de quedar afuera del Mundial por los penales también, donde no tuve la suerte ni de patear”, agregó reviviendo la eliminación de la Copa del Mundo 2006 con Argentina ante Alemania en los cuartos de final.

Ese penal no lo volví a ver nunca más yo. Tenía mucha ilusión de llegar a esa final de Champions. Estaba convencido de que ese día íbamos a ganar. Me había tocado ir a la conferencia de prensa con nuestro entrenador y me acuerdo que declaré que íbamos a ganar, que el Arsenal no la iba a pasar bien. Era lo que sentía. En nuestra cancha éramos muy fuertes. Cuando jugábamos con el Barcelona, lo disfrutábamos. Cuando jugábamos con el Madrid, lo disfrutábamos. Era muy difícil para el rival jugar en nuestro estadio”, sentenció.

Aquel equipo estaba comandado por el DT chileno Manuel Pellegrini, con el que Román no terminó del mejor modo. Sin embargo, fue la experiencia más larga de Riquelme en el fútbol europeo tras su breve paso por el Barcelona. Luego, retornó a Boca donde transitó la totalidad de su trayectoria hasta el retiro en Argentinos Juniors.

Pirés, quien disputó esa semifinal para el Arsenal y luego emigró al Villarreal, aseguró que aquel penal Riquelme no lo erró, si no que fue atajado por el arqueo alemán Jens Lehmann: “Lo decís porque me tenés cariño… ¡Lo erré! Lo está haciendo porque me tiene cariño”, se lamentó el ídolo xeneize. “El fútbol es lindo, ¿no? Porque Lehmann fue el héroe contra nosotros, Arsenal llegó a la final y después lo echan en la final contra el Barça”, reflexionó. En la definición de esa Champions League, Barcelona se impuso 2-1 y Lehmann vio la roja a los 18 minutos del primer tiempo.

“Quiero agradecerle, mandarle un beso a toda la gente del Villarreal. Que la gente del Villarreal sepa que un Forlán no va a tener nunca más, que si nosotros llegábamos a la final de Champions y terminamos entre los primeros de la Liga fue porque tuvimos la suerte de jugar con un delantero que marcaba goles que yo pienso que ni él se daba cuenta de los goles que hacía. No he visto un jugador que patee mejor con la zurda que con la derecha, y a nosotros nos ha hecho las cosas muy fáciles. Nosotros tuvimos dos jugadores en nuestra carrera con el Vasco que fueron maravillosos: en Boca tuvimos a Palermo y en Villarreal a Forlán. Fuimos afortunados”, cerró su participación Riquelme, quien prometió que cuando termine la pandemia volverá para ver en vivo al equipo y recordó que todavía tiene una casa en esa ciudad.

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *