Deportivas

Polémica en Boca-Mineiro: por qué fue mal anulado el gol del Pulpo González a instancias del VAR

Insólita situación se dio en el partido de Boca y Atlético Mineiro por los octavos de final de la Copa Libertadores. El local se puso en ventaja, pero el gol fue anulado por el árbitro Andrés José Rojas Noguera a instancias del VAR. El juez colombiano tras consultar con la tecnología cobró una falta inexistente previo al tanto que marco Diego “Pulpo” González. La acción generó mucho malestar y levantó la bronca en los jugadores locales.

Fue a los 34 minutos luego de una gran jugada de Marcelo Weigandt, que mandó el centro desde la derecha y en el área cabeceó el defensor Nathan Silva, que está delante de Norberto Briasco. El defensor brasileño saltó después de tomar contacto con la pelota y cayó al suelo. Luego el Pulpo capturó el rebote y marcó el tanto, que fue invalidado.

La incertidumbre duró más de cuatro minutos debido a que no funcionó bien el intercomunicador del VAR con el juez, que cuando logró recibir el aviso fue analizar lo ocurrido al monitor. Luego de ver varias veces la reiteración de la jugada en cámara lenta y desde varios ángulos, consideró que hubo falta de Briasco sobre Silva. Sin embargo, la acción aplicada no es consecuencia para que la jugada le dé identidad para despejar.

El análisis del VAR del árbitro Rojas Noguera

El banco de Boca con Miguel Ángel Russo a la cabeza estalló en su enojo ante la decisión del árbitro. Llegaron los reclamos de lo jugadores del equipo azul y oro y entre ellos Marcos Rojo recibió la tarjeta amarilla por protestar.

El malestar del cuerpo técnico de Boca y de sus futbolistas, más allá de considerar que los perjudicaron, fue porque en el primer tiempo controlaron a su rival e hicieron el mérito necesario para poder convertir al menos un tanto.

No obstante, la decisión del árbitro y no desalentó a Boca que siguió yendo a buscar el primer tanto del partido ante un rival que se replegó en su campo. Fue en el cuarto minuto adicional de la etapa inicial, luego de una jugada donde Sebastián Villa habilitó a Cristian Pavón, quien mandó el centro y el Pulpo González volvió ganar en el área y con una palomita exigió al arquero Éverson mandó la pelota al tiro de esquina.

Diego González volvió a cabecear en el área y generó peligro en el arco brasileño

Boca tomó la iniciativa del encuentro y mostró un buen funcionamiento en sus líneas para ser más que su rival. El conjunto de Russo tiene la prioridad puesta en este certamen para el segundo semestre donde busca conseguir la séptima coronación en la Libertadores, donde se consagró por última vez hace 14 años, con el mismo entrenador.

Aunque como todo juego entre argentinos y brasileños el juego brusco no faltó y lo acontecido por la anulación del tanto elevó la temperatura de la fría noche en la Boca. Ambos conjuntos metieron mucho en cada disputa de la pelota, en especial en el medio campo.

Con este partido en La Bombonera se reinició la actividad de los torneos sudamericanos a nivel de clubes luego del receso por la doble fecha de las Eliminatorias y la Copa América que se jugó en Brasil. Boca recibió a uno de los mejores conjuntos de la zona de grupos de la Copa Libertadores, y conseguir un buen resultado resulta clave para el cotejo de vuelta en Brasil que se jugará la semana próxima.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *