Nacionales

Nación destinó u$s 21 millones para computadoras escolares

El Gobierno nacional repatrió fondos por más de u$s 21 millones que el Estado argentino tenía depositados en el Fondo Monetario Internacional (FMI) para destinarlos a la adquisición de 70.000 nuevas computadoras, en el marco del Programa de conectividad federal “Juana Manso” que lleva adelante la cartera educativa.

Se informó que se trata de una medida de carácter excepcional, en el contexto del COVID-19, que busca garantizar la igualdad de oportunidades y facilitar a todos los estudiantes el acceso a las tecnologías digitales para sostener la continuidad pedagógica durante la pandemia.

El cierre de las escuelas y la suspensión de clases presenciales en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno para evitar la propagación del virus dejó al descubierto más que nunca la brecha digital que existe en la Argentina: no todos los alumnos cuentan con las mismas herramientas ni la conectividad necesarias para poder asegurarse la continuidad en el aprendizaje.

En este contexto, el Ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que “hoy más que nunca, tenemos un Estado presente que busca proteger la producción y el trabajo y contener el aumento de la pobreza y la indigencia” y detalló que cerca del 40% de los hogares no tienen acceso a una computadora.

“En el marco de la pandemia, los sectores de bajos recursos tienen mayores dificultades para acceder a conectividad y educación en línea, y las desigualdades se profundizan”, aseguró el ministro.

Por su parte, el titular de la cartera de Educación Nicolás Trotta, señaló que «tenemos el desafío de volver a transitar el esquema de una computadora para cada estudiante y lograr el 100% de conectividad en nuestras escuelas” y explicó que “hoy estamos recibiendo una inversión para poder entregar 70.000 computadoras más a estudiantes del sistema educativo que serán producidas en el país generando empleo argentino, en el marco del programa de conectividad federal Juana Manso”.

Sobre los fondos repatriados
En mayo de 2001, la Argentina realizó un depósito de DEG 15,6 millones, cuyos intereses iban al Fondo para la Reducción de la Pobreza y Operaciones de Crecimiento para Países Pobres Altamente Endeudados.

Ese depósito, que hoy equivale a u$s 21,3 millones, expiró el 4 de mayo pasado. Dada la crisis económica que está transitando el país y la necesidad de recursos para enfrentar los efectos de la pandemia, el Gobierno optó por recuperar esos fondos, que el 7 de mayo pasado fueron transferidos a la Argentina.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *