Policiales

Más de un kilo de cocaína y tres detenidos tras los allanamientos de Gendarmería

Personas lanzando presurosamente cocaína por un inodoro, la cocaína adentro de una caja fuerte, efectivos de Gendarmería Nacional ingresando por la fuerza y con armas largas a distintos domicilios, en medio de rigurosos operativos. Como si fuera una serie «narco» de Netflix, así comenzaron ayer por la tarde (lunes 18/2) los operativos que se montaron en nuestra ciudad para dar con la banda que comercializaba cocaína «al por mayor» y que tenía como principal líder a un sujeto que finalmente fue detenido.

Fue cerca de las 15:30 que los efectivos de la fuerza nacional se lanzaron a la búsqueda de varios integrantes de una banda vinculada al narcotráfico. Según fuentes cercanas a la investigación, varias horas de escuchas telefónicas reforzaban la hipótesis de que comercializaban cocaína «a gran escala» en nuestra región.

Los operativos se realizaron con efectivos que portaban armas largas, lo que llamó la atención de los vecinos que ayer por la tarde, se recuperaban de las calurosas jornadas de calor que habían azotado toda la región del Alto Valle durante el fin de semana.

Se supo que en un departamento del edificio de calle Chacabuco, entre Tucumán y Mitre, cuando Gendarmería Nacional ingresó, al menos un sujeto habría arrojado cocaína al inodoro, justo en el momento que los efectivos accedían al lugar tras derribar una puerta. Desde ese lugar se llevaron detenido a un hombre  mayor de edad, según la información extraoficial a la que pudo acceder este medio.

Vinculada también a esta persona, fue detenida una mujer -sería la pareja- que también tendría una importante participación en la pirámide de responsabilidades de la banda que vendía la cocaína.

Un tercer detenido cayó también en el operativo realizado por los efectivos nacionales aunque no se confirmó si fue en el domicilio allanado en las calles Piedrabuena al 1900, entre Ayala y Moreno, o en el de calle Villegas, entre Urquiza y 3 de febrero.

Hasta ese momento, la cantidad de droga que se había encontrado no superaba los 60 gramos, una cifra insignificante ya que se estimaba encontrar una cantidad mucho mayor.

Pero fue en el allanamiento realizado en Canarios, entre Aníbal Troilo y Cipolletti, donde el personal de Gendarmería Nacional encontró al menos un kilo de cocaína que se encontraba a resguardo en una caja fuerte.

En ese lugar residiría la madre del principal sospechoso que había sido detenido en el departamento de calle Chacabuco. La mujer no tendría vinculación alguna con la causa por lo que en ese domicilio no hubo detenidos, pero se realizó un exhaustivo operativo para encontrar la droga.

Por el momento, no trascendió la identidad de los detenidos y se impuso el secreto de sumario en la causa que encabeza el juez Federal Hugo Greca.

Fuente: TodoRoca.com

 

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *