Nacionales

Macri se mostró eufórico en el cierre de campaña en la Ciudad

Discurso eufórico en la segunda ronda de cierres de campaña. El presidente Mauricio Macri llamó ayer a sus votantes a salir a “convencer” a quienes están “enojados” y pidió seguir “bancando” su proyecto de país a través del voto en las elecciones del domingo. Hoy, viaja a Córdoba.

“Tenemos que convencer al que está enojado, pídanle perdón en nombre mía, llevó más tiempo que el que soñábamos, pero eso no invalida la dirección de lo que estamos haciendo”, dijo el mandatario, que llegó al borde de las lágrimas, en el último acto de campaña en la Ciudad de Buenos Aires. “Es el momento de redoblar la confianza. A mi me duele cada uno de los que la está pasando mal, cada uno de los que tiene dificultades porque vine acá para ayudar a cada uno de eso argentinos a que encuentre su lugar”, expresó el Presidente desde un escenario circular montado en el microestadio del club Ferro, en el barrio porteño de Caballito.

En el discurso interactuó con sus seguidores, que lo interrumpían con aplausos y el cántico de “Para Mauricio, la reelección”. El mandatario se mostró eufórico y hasta se permitió bromear con Juan Román Riquelme y el gesto del “topo Gigio” para escuchar el “Si se puede” del público.

Apenas subió al escenario de 360 grados donde lo esperaban el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta y la gobernadora María Eugenia Vidal, Macri se abrazó a ambos y se emocionó cuando repasó sus inicios en la gestión en la Ciudad en 2007

“Acá nació ese sueño de llevar a cada rincón de la Argentina las transformaciones que se veían en Buenos Aires”, recordó ante un auditorio en el que estaban las principales figuras del espacio en la Ciudad, como Martín Lousteau, Graciela Ocaña y Maximiliano Ferraro, que compiten por bancas legislativas.

Tenemos que convencer al que está enojado, pídanle perdón en nombre mía, llevó más tiempo que el que soñábamos”.

Mauricio Macri.

“Cuando uno recuerda cómo empezamos, cuando nos llamábamos Compromiso para el Cambio, el cambio era nuestra obsesión y sentíamos que se podía poner la política al servicio de la gente”, expresó, en un mensaje que buscó ser descontracturado y en el que apeló varias veces al “¡Vamos carajo!”.

Macri insistió en que, en las elecciones del domingo ,“se definen muchas cosas” pero “fundamentalmente”, dijo, “si Argentina sigue hacia el futuro o si vuelve hacia el pasado, si se sigue batallando contra la delincuencia, las mafias y la corrupción, si seguimos vinculándonos al mundo o volvemos a darle la espalda”.

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *