Región

La temporada de riego comenzará una semana más tarde

Se trabaja contra reloj para terminar de despejar y poner en condiciones a los distintos sistemas de riego del Alto Valle. El martes 16 es la fecha prevista para que el agua empiece a derivarse desde la bocatoma ubicada en el Dique Cordero. Tardará una semana en llegar hasta el otro extremo, ubicado en la zona de Villla Reginal – Chichinales. En nuestra ciudad, el Consorcio definió que estará disponible a partir del 23 de agosto.

Esto dará un poco más de margen como para terminar de limpiar algunos sectores. En total, el consorcio de regantes administra 112,17 km de canales. De ese total, 25 kilómetros se limpiaron y desmalezaron a través de una empresa tercerizada; mientras que por administración se trabajó sobre otros 65 kilómetros.

Vanesa Funes, gerenta del Consorcio, comentó que la fecha del 23 de agosto es indicativa porque puede adelantarse en función de las necesidades de los productores. “Esto puede ocurrir si tenemos heladas en las próximas semanas, fundamentalmente en las chacras dedicadas al carozo, que tienen una floración más temprana. El riego es una forma de trabajar en la defensa de las temperaturas bajo cero”, comentó.

No sólo vegetación y sedimentos es lo que tienen que retirar de los cursos para asegurar un buen escurrimiento. Por un lado, está los residuos de la poda que realizan los propios chacareros y los residentes de la ciudad. El viento los vuelca sobre los canales y desagües, provocando taponamientos diversos. Y por otro, la basura domiciliaria y desechos urbanos. Desde botellas de plástico y pañales a neumáticos, electrodomésticos y colchones.

Un solo colchón provoca un taponamiento importante, que obliga al desplazamiento de un equipo y un camión grúa porque al absorber agua su peso aumenta exponencialmente.

Este año, el Consorcio consiguió el aporte del DPA para encarar dos obras importantes para evitar las filtraciones: la reparación de canales terciarios ubicados en zonas de terrenos más arenosos y de difícil acceso. Así se pudo reparar y colocar una membrana impermeable sobre un tramo de 1.150 metros en el Canal Terciario V, del Secundario IV. Funes destacó que el gobierno provincial aportó la membrana y el consorcio se hizo cargo de la mano de obra.

El otro trabajo de revestimiento se enfocó sobre el Canal Terciario I, del Secundario VI Sur. Con la misma modalidad, se trabajó sobre 400 metros lineales.

Este año se trabajó para la limpieza de otros 90 kilómetros de canales, una tarea repetida por la cantidad de residuos. “Es algo de nunca acabar. Por más que expliquemos, hagamos campañas, trabajemos con las distintas organizaciones, los problemas siguen en el tiempo”, explicó Funes.

Según el último monto aprobado por el consorcio, el canon del riego es de 5.789 pesos por hectárea por año, que se cobran en seis cuotas anuales. El índice de cobrabilidad es del 70%.

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *