Provinciales

La asignación no alcanza ni para leche en polvo

La asignación familiar no alcanzan ni para un kilo de leche en polvo, y es menos de la mitad de lo que paga la Nación a sus agentes. Así lo denunció la UPCN que se quejó del aumento (acordado con ATE) hizo la gobernadora Arabela Carreras, que «habla de inclusión mientras pone en práctica un exclusivo sistema de ‘arreglos vía teléfono’.

El gremio que conduce Juan Carlos Scalesi, dijo que ese acuerdo se hizo «excluyendo a la gran mayoría de agentes de la Administración Pública; a los docentes; a los policías; a las y los trabajadores de las empresas del Estado».

«En este contexto de exclusión, la gobernadora Arabela Carreras habla como si fuera el paradigma de la democracia, abusando de palabras como ‘integración’, ‘diálogo’ e ‘inclusión’, diciendo ‘saber escuchar’ mientras ni siquiera contesta las solicitudes de los trabajadores que le demandamos un compromiso real con la dificultosa realidad económica que atraviesan muchos compañeros», dijeron desde la Mesa Directiva de la UPCN.

Y agregaron que «la emergencia que vivimos con la pandemia por COVID-19 requiere que el Estado se ocupe de la situación sanitaria agravada por los años de decadencia y falta de prioridad de la Salud Pública en Río Negro, pero la emergencia no es excusa de nada y el gobierno también debe atender las dificultades que se presentan en los demás ámbitos del Estado, por ejemplo el de los trabajadores y trabajadoras. Y el lugar donde se atienden esas necesidades es, hasta que no haya otra ley que diga lo contrario, la Mesa de la Función Pública. Allí se debe poner en práctica la ‘escucha real’ a todos los representantes de los agentes estatales», subrayaron.

«Hoy, las decisiones del gobierno de Arabela Carreras siguen siendo sordas a las necesidades de los trabajadores de la Administración Pública, quienes venimos sufriendo dos años de recortes avalados por este tipo de ‘arreglos’ sindicales que redujeron nuestros salarios exactamente a la mitad. Tal como denunciamos desde la UPCN, la situación salarial previa a la pandemia ya era muy grave para un número importante de trabajadores que no llegan ni a mitad de mes y hoy, esa brecha se amplió», denunciaron.

Para la UPCN, «la excusa inicial para rebajar salarios hace dos años fue un plan pergeñado en base a una campaña ladina en contra de un dirigente del gremio mayoritario, campaña que, paradójicamente, se transformó en un aumento de afiliaciones a nuestro gremio porque somos quienes llevamos las demandas auténticas que los compañeros y compañeras traen a su sindicato». «Y además, señora gobernadora, no siga usted equivocándose, porque ese dirigente no está solo, cuenta con el apoyo de todos los miembros de Mesa Directiva y todos los afiliados y afiliadas a nuestro gremio».

«Recordamos al gobierno de Río Negro que la UPCN viene solicitando desde enero una actualización real en las asignaciones; el pago de la indumentaria, también teniendo en cuenta los costos reales del rubro; un plan de blanqueo de cifras en negro y denunciando sostenidamente la grave realidad salarial en la Administración Pública -entre otras cosas-, pero la gobernadora dialoguista hace oídos sordos, transgrede abiertamente la ley de representación sindical y burla a miles de trabajadoras y trabajadores que prestan los servicios en el Estado que administra», concluyeron desde el gremio.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *