Nacionales

Jubilaciones: fin del modelo M. Vuelve sistema K.

El Ministerio de Economía dio a conocer la propuesta de movilidad jubilatoria que llevará el oficialismo al Congreso y que reemplazará el mecanismo de aumentos por decreto que se utilizan desde diciembre de 2019. La fórmula dejará de lado la inflación y se atará a otras variables de incremento.

Se trata del mismo que esquema que se utilizó durante el Gobierno de Cristina Fernández y que luego modificó Cambiemos cuando asumió Mauricio Macri.

El Gobierno descartó la posibilidad de proponer un aumento de los haberes de jubilados y pensionados atado a la inflación al sostener que «no es deseable para la Argentina porque los ingresos de los jubilados han pedido poder adquisitivo y el objetivo político es recomponer esos ingresos».

La decisión se tomó durante una reunión que mantuvo el ministro Martín Guzmán con el presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa, y el bloque del Frente de Todos en Diputados, encabezado por Máximo Kirchner. «El proyecto es resultado de un trabajo conjunto entre el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, la Anses y el Ministerio de Economía», señalaron por medio de un comunicado.

La fórmula de aumento para los jubilados

La fórmula tiene como antecedente la ley Ley N° 26.417 que estuvo vigente desde 2008 hasta su derogación en 2017, durante el gobierno de Macri y está constituida por el incremento de salarios y la recaudación, en un 50% cada uno.

El Gobierno sostiene que «la fórmula que incorpora salarios implica que el ingreso de los pasivos acompañe al de los activos» y remarca que sumar la variable de recaudación «permite compartir el crecimiento y, al mismo tiempo, cuidar la sustentabilidad fiscal».

La nueva propuesta, establece que si los salarios crecen un 10% y la recaudación un 15%, se tomará la mitad de cada uno: 5% de sueldos y 7,5% de impuestos para un aumento final de 12,5%, sin importar cuanto haya sido la inflación del período que se computa.

«La fórmula de movilidad permitirá reducir el actual déficit previsional, dado que, si bien el salario real aumenta junto con el crecimiento económico, lo hace menos que los recursos tributarios», indicó Economía.

Inflación y poder adquisitivo

El Gobierno afirmó además en el comunicado que «una fórmula atada a la inflación no es deseable en la Argentina porque los ingresos de las jubiladas y los jubilados han perdido poder adquisitivo y el objetivo político es recomponer esos ingresos».

«En diversos países, las fórmulas de movilidad se basan en inflación siendo que los precios en esos países crecen menos que los salarios, lo cual quiere decir que no hay un objetivo de recuperación real de los ingresos. Además, los niveles promedio y las variaciones de la inflación en esos países son mucho más bajos que los que se observan hace lustros en Argentina, lo cual les permite dar cierta previsibilidad al gasto previsional», remarcaron.

Sin embargo, desde la oposición ya salieron a marcar las críticas. El diputado radical Alejandro Cacace dijo que «tras meses de discusión en la comisión de Movilidad Previsional, el oficialismo ha decidido sacar sin consenso una nueva ley, que básicamente es volver a lo que estaba establecido durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner»,

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *