Región

García Larraburu incita a la violencia y el racismo

La última marcha a Villa Mascardi provocó una fuerte disputa al interior del Frente del Todos. La senadora Silvina García Larraburu hizo una encendida crítica ala titular del INAI, Magdalena Odarda, y la respuesta tuvo alto voltaje político.

Andrés Alvarenga, vicepresidente de ParTE Río Negro, que «Larraburu nos entrega a los rionegrinos un nuevo episodio de turismo ideológico» al considerar que «tiene la autoridad moral» para pedir renuncias de funcionarios nacionales. El dirigente dijo que esa actitud la «convierte en la operadora más efectiva del gobierno de Juntos Somos Río Negro y vocera de la Sociedad Rural y de muchos magnates que compran tierras en áreas de frontera».

Y arremetió: «Fue la miembro informante cuando le entregaron a Lewis por 30 años la central hidroeléctrica sobre el río Escondido, y quien presentó el proyecto de la Sociedad Rural para habilitar los desalojos de las comunidades indígenas incumpliendo con la Ley 26160. Une su voz a los anticuarentena y opositores del gobierno que hacen caricaturas del presidente y su vice?». «Fiel a su costumbre de ser pasajera de la política, esta saltimbanqui barilochense decidió salir del ostracismo en el que estaba resguardada desde hace más de un año y medio. En épocas de la campaña electoral para elegir autoridades provinciales, la hemos visto subida a cuanto palco armaban los candidatos del oficialismo. Sin ponerse colorada y sin que el verde de JSRN la incomode, cuestión que no se replicó en su momento con el tema de la legalización del aborto al votar en contra. Veremos cuál es su posición ahora que el presidente Fernández vuelva a insistir con este proyecto. Siempre es una incógnita con alguien como ella, que profesa una conducta tan acomodaticia y fronteriza».

Alvarenga agregó: «Pero al asomar la cabeza nuevamente, Larraburu hace gala de su legendario apodo de ‘Silfina’ (en alusión a quien pareciera haberle enseñado las mañas y los vicios de la política) y reivindica a representantes del gobierno provincial en su gestión frente a la problemática que se plantea en Villa Mascardi, que a la vez incitan a la violencia, al odio, al racismo y la discriminación».

«La Senadora les sube el precio a las autoridades locales casi de la misma forma en que los supermercados de su propiedad suben los precios mínimos fijados por el gobierno de Alberto Fernández para sobrellevar la pandemia», cuestinó.

El dirigente indicó que es «un nuevo papelón. Una nueva ida a la banquina. Una nueva evidencia de ignorancia respecto del manejo de la situación en Villa Mascardi y de las políticas establecidas y ratificadas por el Poder Ejecutivo nacional en cuanto a llevar adelante diálogos pacíficos y constructivos, en contraposición a la utilización de la represión como método. Un inoportuno posicionamiento que desconoce los derechos de los pueblos indígenas y el expreso reconocimiento de estos en la Constitución nacional y en la legislación vigente en nuestro país».

«Quizás, hasta es preferible que Larraburu vuelva a refugiarse en las sombras que tanto resultado le han dado, a ella y a sus socios declarados en la provincia», concluyó.

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *