Policiales

El hombre atacado luego del asalto a una despensa tiene lesiones irreversibles

Seis balazos fueron los que dispararon hacia el Renault Sandero del vecino roquense que el domingo por la noche intentó detener a dos delincuentes que habían asaltado una despensa del barrio San Cayetano. Fuentes de Salud Pública confirmaron anoche a RÍO NEGRO que el hombre tendrá consecuencias irreversibles por ese ataque, porque uno de los proyectiles ingresó por la espalda, llegó hasta su columna vertebral y afectó su médula.

La víctima, identificada como Jorge Ardenillo, de 47 años, salió de Terapia Intensiva y anoche permanecía en la Unidad de Vigilancia del hospital Francisco López Lima.

Los asaltantes seguían prófugos, sin que públicamente se conociera más que la contextura física y la ropa que llevaba uno de ellos, ya que el atraco quedó registrado en el sistema de filmación que tiene el comercio de la calle Grierson, entre Colombia y Surinam.


Más allá de contar con las imágenes de las cámaras de seguridad, hasta ayer la Policía no podía determinar la identidad de los dos asaltantes.

Esas imágenes muestran la velocidad con la que se vació la caja registradora de la despensa y la tranquila salida del local por parte del único ladrón que ingresó. Su cómplice esperaba afuera, para escapar a toda velocidad en una moto 110 centímetros cúbicos en dirección a la calle Jujuy.

La grabación también muestra el momento en el que el vecino llega al negocio y es advertido sobre lo ocurrido.

Los proyectiles entraron desde atrás y alcanzaron al conductor.

Su reacción fue inmediata: dio vuelta y tomó rumbo a su auto, para perseguir la moto de los malvivientes.

Las acciones se trasladaron hasta la calle Jujuy, tres cuadras al norte del lugar asaltado, y desde allí los ladrones doblaron a la izquierda, para llegar a Rochdale. En esa transitada calle que comunica el centro con el este roquense, los delincuentes sintieron que en cuestión de segundos iban a ser interceptados por el auto que los seguía.

Aparentemente el cliente de la despensa quiso cerrarles el paso atravesando el Sandero delante de la moto, pero cuando estaba superando la posición del rodado menor empezaron los disparos.

Las balas, se cree de un revólver calibre 22, destrozaron la ventanilla trasera derecha del Renault y una de ellas fue directo al cuerpo del conductor. El ingreso fue por la zona dorsal y más tarde, médicos del hospital confirmaron que llegó hasta la médula.

En el lugar de los hechos se encontraron seis vainas servidas. El auto fue peritado y quedó secuestrado en la comisaría 67 de Stefenelli y la Policía intentaba obtener datos sobre los autores del ataque.

Mientras tanto, la despensa asaltada continuaba ayer cerrada, con sus dueños y los vecinos del barrio San Cayetano conmocionados por el hecho. No obstante, varias familias decidieron movilizarse para frenar la ola de inseguridad que, aseguran, está padeciendo ese sector de la ciudad desde hace varias semanas.


“Todo el tiempo hay gente sospechosa dando vueltas”


“Estamos todos muy preocupados. Esta vez llegaron a un extremo, pero los asaltos ocurren en forma frecuente desde hace tiempo”.

Esa fue la descripción que hizo Miriam ante RÍO NEGRO para explicar por qué los vecinos del barrio San Cayetano se reunirán hoy a las 21.30 en el Centro Comunitario ubicado sobre la calle Güemes.

La intención de las familias del sector es definir una serie de acciones para aumentar los niveles de seguridad en el barrio, que serán comunicadas luego a las autoridades de la Policía y del Municipio.

“Uno permanentemente está llamando a la policía. La otra vez robaron un auto a las 11 de la mañana. Todo el tiempo hay gente sospechosa dando vueltas y uno se da cuenta de que no son del barrio”, agregó la vecina consultada.

Otro de los argumentos que dio la mujer para pedir más prevención tiene que ver con las características geográficas de San Cayetano.

“Puede ser por Colombia, por Jujuy, por Güemes o por Mendoza. Cualquier ladrón tiene muy fácil la salida del barrio. Es un lugar sencillo para irse después de un robo”, comentó.

La nota de convocatoria con la que pidieron autorización al municipio para usar el centro comunitario expresa la necesidad de “aunar criterios para defendernos de tantos delincuentes que están circulando en este barrio”.

Puede ser por Colombia, por Jujuy, por Güemes o por Mendoza. Cualquier ladrón tiene muy fácil la salida del barrio”

Miriam, una de las vecinas de San Cayetano que organiza la reunión de hoy

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *