Interés general

El 17% de jóvenes entre 18 y 29 años son desocupados

Los jóvenes entre 18 y 29 años son quienes más sufren el problema de la desocupación, señala el informe del Observatorio de Comercio Exterior, Producción y Empleo (CEPE), dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

Señala este trabajo que mientras que en el total de la economía un 9,1% de los trabajadores se encontraba desempleado en el cuarto trimestre del año pasado, para los jóvenes esta cifra es casi el doble: 17,6% de los trabajadores de este rango etario no tienen empleo.

El CEPE informa que de ese porcentaje de jóvenes desocupados, un 30,8% está buscando empleo hace más de un año sin resultados positivos. De esta forma, los jóvenes no sólo tienen una mayor tasa de desempleo que el resto de los trabajadores (+30 años), sino que además pasan por esta situación de vulnerabilidad social mucho tiempo, resultándoles difícil insertarse en el mercado laboral.

Nicolás Trotta, rector de la UMET, señaló que “los últimos datos que arrojó el INDEC y que sistematizamos desde el CEPE, detallan que la tasa de informalidad ya alcanzó a más del 50% de los asalariados jóvenes. Hay una tendencia creciente en los últimos años, tal que en el último trimestre del año pasado el 50,9% de los asalariados con 18 a 29 años trabajaban en el segmento informal. Este guarismo, además se ubica 15% por encima de la tasa de informalidad general de la economía”.

El documento del CEPE detalló que sólo el 35,8% de los jóvenes tienen un trabajo formal registrado, mientras que el 64,2% de “los trabajadores activos en ese rango etario, están en situación laboral precaria”.

“A priori esta franja de la sociedad enfrenta grandes dificultades para insertarse en el mercado laboral, y demoran más tiempo en salir del desempleo, y cuando encuentran trabajos suelen ser en condiciones precarias”, dijo el rector de la UMET.

Por su parte Paula Español, directora del CEPE, agregó que  “hay que tener en cuenta que la desocupación, la informalidad y otros indicadores del mercado laboral presentan importantes desigualdades de género. “El 21,2% de las mujeres entre 18 y 29 años de argentina está en situación de desocupación, 6 puntos porcentuales más que en hombres jóvenes, que tienen el 15,2% de desocupación en su población”.

“Lo mismo ocurre con la informalidad del empleo”, destacó la directora del CEPE. “Del total de las mujeres jóvenes de argentina más de la mitad tienen empleo pero se encuentran en situación de precariedad laboral (52,7%), mientras que en los jóvenes de género masculino la cifra desciende a 49,7%; 3 puntos porcentuales menos”. “Las mujeres parten con desventaja, lo que propicia que dichas desigualdades se reproduzcan y profundicen con el paso del tiempo”, resumió.

El informe concluye que en los últimos dos años, “el porcentaje de estudiantes de 18 a 29 años que además salen a buscar trabajo ascendió 4 p.p., tal que hoy 140.000 jóvenes más están activos en el mercado laboral comparado con fines de 2016”.

Esto es en parte causado por la caída de los ingresos familiares reales, que llevan a los estudiantes a tener que conseguir trabajo para colaborar en el hogar. Como consecuencia, postergan su formación académica, lo que reduce a futuro las cualidades de la fuerza de trabajo

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *