Policiales

Dictan la pena para el enfermero

Se conocerá mañana martes al mediodía la pena contra Mario Bravo, el enfermero de Roca culpable de matar de una puñalada certera a su ex pareja Leticia Gómez, en septiembre del año pasado.

El hombre tenía una prohibición de acercamiento a la mujer, con quien tuvo una pequeña hija. El 1 de marzo Bravo fue declarado culpable de homicidio doblemente agravado por la relación de pareja y mediar violencia de género.

Mario Bravo se apostó frente a la casa de su ex y espero a que llegara del colegio nocturno. La atacó a golpes y luego le dio una puñalada certera .

Marcelo Hertzriken Velasco, abogado de la querella, señaló que al enfermero le corresponde como pena la prisión perpetua.
“Se acreditó violencia física, psíquica, emocional económica y sexual”, aseguró el letrado.

El hecho
El 23 de septiembre Bravo se apostó frente a la casa y esperó a que su expareja llegara del colegio nocturno.
Leticia ya lo había denunciado por violencia de género y se había dictaminado una prohibición de acercamiento.

Sin embargo esa noche el asesino fue hasta la casa de Gómez y cuando la víctima bajó de su auto, la atacó a golpes y luego de dio una puñalada debajo del busto que terminó con su vida.

El femicida era el padre de la hija menor de Leticia, de 4 años. Ella además tenía otra hija de 8.
Bravo se mantuvo en total silencio cuando se le ofreció brindar su testimonio al final de la audiencia en que se lo declaró culpable.

Uno de los testimonios de mayor peso en el juicio fue el del bicipolicía Martín Flores quien aseguró que apenas llegó al lugar encontró a la mujer tendida en el suelo y allí Bravo lanzó la frase: “La maté porque me engañaba con un policía”.

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *