Locales

Comenzó el paro de colectivos en Roca

Dársenas completamente vacías y sólo algunos usuarios del servicio de la empresa Ko Ko aguardaban la llegada de alguna unidad, en las primeras horas de la mañana. Así comenzó el paro de colectivos dispuesto por la Unión Tranviaria Automotor (UTA), que afecta el servicio local de transporte de pasajeros de la empresa 18 de Mayo.

Los choferes exigen el pago de salarios del mes de junio ya que sólo se entregó un adelanto y la cancelación del aguinaldo. También se adeudan los 5.000 pesos no remunerativos acordados con el gremio y el aumento acordado en paritarias.

Ayer, fuentes de la empresa 18 de Mayo dijeron a La Comuna que resultará “imposible” afrontar el pago de salarios en el día de mañana (por hoy jueves 18/7).

La quita de subsidios ha impactado en todo el transporte del interior del país. Tucumán tiene problemas, en el litoral hay una situación similar y Córdoba es otra provincia donde la situación también es muy compleja”, explicó uno de los referentes de la firma que pidió reserva de su identidad.

Desde la firma aclararon que para colmo, el fin de semana largo ha dejado ingresos a la empresa “muy bajos que no cubren el pago de salarios”. “La situación es crítica”, expresó el empresario automotor.

Se calcula que la medida finalizará esta noche aunque luego comenzará otra protesta nacional por 24 horas  impulsada por la UTA que no sólo afectará el servicio local (empresa 18 de Mayo) sino también el interurbano (empresa Ko Ko).

La mañana comenzó con algunas complicaciones para los usuarios del servicio de transporte urbano, ya que la linea 18 de Mayo permite que muchas personas se movilicen por la ciudad. Algunos se sorprendieron cuando se acercaron a las dársenas y se enteraron de la medida de fuerza.

«No sabía nada del paro. Recién me entero y no tengo idea como voy hacer para llegar al lugar que tengo que ir. Estoy buscando trabajo y necesito acercarme hasta la Secretaría de Trabajo pero ni siquiera tengo bicicleta, la última que tuve me la robaron. Desde ese momento utilizo únicamente el colectivo ya que es lo más barato, porque usar taxi es imposible», señaló Paulina una joven del barrio Noroeste.

Otra de las usuarias afectadas comentó que estaba al tanto de la medida y que a pesar de las dificultades que le generaba la retención del servicio comprendía el reclamos. «Entiendo perfectamente que protesten, ellos hacen su trabajo y eso lo vemos todos los días quienes utilizamos el colectivo. Merecen recibir su sueldo como cualquier otra persona», sostuvo Teresa, mientras se dirigía caminando a realizar trámites.

Además varios vecinos señalaron que uno de los problemas que tuvieron que sortear fue el traslados de los hijos a las escuelas y la mayoría explicó que tuvieron que levantarlos más tempranos para que fueran caminando.

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *