Región

CAME prevé quiebras masivas de productores

“Hace tiempo que venimos advirtiendo que muchos productores de peras y manzanas están abandonando sus fincas por falta de rentabilidad”. La frase corresponde a Eduardo Rodríguez, presidente del área de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Así, el dirigente reaccionó ante la suspensión -por parte del gobierno de Jair Bolsonaro- por tiempo indefinido el ingreso de peras y manzanas a Brail, provenientes de la Argentina tras detectar presencia de la plaga de Carpocapsa.

La noticia, como era de esperar, generó un alto grado de preocupación en la zona del Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

“Hace tiempo que venimos advirtiendo que muchos productores de peras y manzanas están abandonando sus fincas por falta de rentabilidad”, comentó Rodríguez a La Política On Line.

“El hecho de que los productores trabajen a pérdida imposibilita que se cumplan con los tratamientos fitosanitarios que se requieren”, alertó Rodríguez. “Todos estos temas responden a problemas tranqueras adentro que requieren una solución inmediata”, agregó.

Actualmente el costo de producción de ambas frutas ronda los $ 12. Sin embargo, los productores de manzanas reciben apenas $ 4,20 por kilo, mientras que los de peras cobran solo $ 6 por kilo (los consumidores pagan $ 66,60 y $ 46,90 respectivamente). En enero pasado se exportaron peras por un total de 8514 toneladas de las cuales un 65% se destinaron a Brasil, según datos del INDEC. En tanto, el mes anterior, un 44% de las 1872 toneladas de manzanas que se enviaron fueron al país vecino.

Es decir, si el bloqueo brasileño no se levanta en el corto plazo se producirán quiebras masivas de productores de peras y manzanas dado que no existe ningún otro mercado internacional con capacidad para absorber la cantidad de fruta que deje de comprar Brasil.

Los especialistas advierten además que la suspensión de Brasil causará que los precios internos pagados al productor se depriman aún más en un contexto de baja de consumo por caída de la demanda interna en el marco de la recesión económica.

LPO se comunicó con autoridades del SENASA. “Estamos trabajando para reabrir el mercado de Brasil; hemos suspendido a las tres empresas en cuyos cargamentos se detectó la plaga y activamos un plan de contingencia”, respondió el presidente del organismo, Ricky Negri.

Cabe mencionar que el plan de contingencia está enmarcado en el Sistema de Mitigación de Riesgo acordado en 2015 con la Dirección de Sanidad Vegetal de Brasil (DSVB) para la exportación de peras, manzanas y membrillos con destino al vecino país.

“Dispusimos una investigación documental y técnica para encontrar las razones de la presencia de Carpocapsa”, indicó el presidente del Senasa, para luego mencionar que “esta suspensión es una luz amarilla que nos pone Brasil”.

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *