Nacionales

Ausencia del sorismo en la reunión de Buenos Aires

“El sorismo siempre juega para sí mismo, siempre fue así” dijo con énfasis un dirigente peronista al comentar la notable ausencia de Martín Soria y María Emilia Soria, a la convocatoria del gobierno nacional –organizada por el senador Martín Doñate- a intendentes de Río Negro, a la presidenta del PJ y legisladora Alejandra Mas y a la titular del bloque legislativo María Eugenia Martini.

Nada es casual en política. “Roca siempre juega con Roca”, agregó este referente conocedor  de las mañas de ese sector y recordó aquella reunión de legisladores recién electo en el 2019, cuando Martín Soria propuso que el bloque lo presidiera José Luis Berros, su alter ego en Roca y Maru Martini como vice. La oposición vino de la actual presidenta del PJ y legisladora electa, Alejandra Mas, que propuso cambiar el orden de prelación. Lo desafió con firmeza y ganó su posición.

Pero más sugerente fue un posteo en twitter de María Emilia Soria, que no estuvo en Buenos Aires junto a sus pares. Acompañando una foto publicó un tweet: “Hoy firme la nota de pedido para iniciar la licitación de la obra de provisión de gas para nuestro parque industrial II…” una gestión que podría haber hecho personalmente aprovechando el viaje, ante las autoridades nacionales.

Martín Soria asume el lunes como Ministro de Justicia de la Nación y era una buena oportunidad para acompañar a los intendentes y legisladoras de su partido en las gestiones ante las autoridades nacionales.

Además también estuvieron presentes en la Casa Rosada, la legisladora nacional rionegrina, Ayelén Sposito; “El Chino” Navarro, Miguel Cuberos, subsecretario general de la Presidencia de la Nación; Pedro Dantas, que sucederá a Soria en la Cámara de Diputados, entre otros dirigentes rionegrinos y nacionales.

Esta llamativa ausencia del sorismo a la convocatoria nacional de Doñate, llega en el momento en que el llamado a la unidad es una demanda generalizada en el peronismo rionegrino.

El alacrán después de picar a la rana que lo ayudó a cruzar el río le dijo: “lo siento ranita. No he podido evitarlo. No puedo dejar de ser quien soy, ni actuar en contra de mi naturaleza, de mi costumbre y de otra forma distinta a como he aprendido a comportarme”.

Show More

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *